Podría aburrir al tiempo
empezando por crear
nada más que un sentimiento.

Sólo el hecho de pensar
abre en mí ese momento
mágico, como caja de Pandora.
Instante núbil que ahora
encaja en mi forma de sentir.

No me olvido de escribir
todas las veces que siento…
¡O pierdo mis pensamientos!